lunes, 28 de marzo de 2016

Un cristal lleno de reflejos.

Un mundo lleno de lagrimas donde la felicidad la tienes a lado de tu mano y esos ojos cafés de la mañana que iluminan de amor, dejemos que el olvido nos ataca dejemos que la guerra empiece dejemos que la paz se agote dejemos que el mundo se apodere solo dejemos que nos separe porque esa puerta eres tu quien lo abre o lo cierra y los nudos los desato yo, sin ningún problema pero eso solo si la puerta esta abierta si hay luz para ver, si no es así, no hay a donde ir solo me quedare con los recuerdos que hemos dejado al final de la vía, dejemos solo que nos controlen y si hay suerte quizás nos rozamos, y si no es así te deseo lo mejor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario